martes, 12 de enero de 2016

Redención y asfixia



Murió la babosa a mis pies
Resucitó el escarabajo a través de mis manos
No era Gregorio y mucho menos Samsa
Ley versus conciencia
Horas tan largas
Y este camino tan corto
Oh, la espera...