domingo, 31 de agosto de 2014

El marcador




¿Qué hago con el marcador de libros que Marina hizo llegar a mi buzón desde California, ahora que Zoe me abrevió la existencia con ese artefacto tan frívolo y eficiente llamado Kindle

martes, 26 de agosto de 2014

Ferguson: entre Soweto y Kabul



El asesinato de un ciudadano negro a manos de un policía blanco en la ciudad de Ferguson, Missouri, ha corroborado, una vez más, que el racismo sigue carcomiendo las entrañas de esta nación. Racismo que continúa institucionalizado y que ha "sabido" ajustar y perfeccionar sus métodos después del final de la llamada etapa de segregación. Sin embargo, hay otra arista -no menos importante- y muy peligrosa que revela el alarmante nivel de militarización alcanzado por el establishment en EE.UU.

Respecto al racismo quedó demostrado que la ciudad de Ferguson podría ser hermana (por su parecido) del gueto de Soweto en Sudáfrica, en los tiempos del Apartheid . Una minoría blanca con el poder y la autoridad, atropella impunemente a una mayoría negra históricamente esclavizada y que, en el caso de los llamados afroamericanos, fue la única minoría étnica traída por la fuerza a este país. La factura social de la democracia estadounidense jamás ha tenido en cuenta a los descendientes de África. La llegada de Barack Obama a la Casa Blanca es, aunque resulte paradójico, la constatación de esa ilusión.

El asunto de la militarización del establishment es gravísimo. Y cuando me refiero al poder establecido es porque no sólo la Policía está militarizada a través de las armas del ejército; está militarizada también la mentalidad del andamiaje corporativo que gobierna este país a través de sus poderes fácticos. La Policía no es más que el brazo armado ejecutor de unas políticas creadas por unas mentes militarizadas y que han logrado penetrar y ocupar las instituciones gubernamentales en EE.UU. Para la crápula corporativa y represiva que gobierna de facto, los ciudadanos negros de Ferguson y el pueblo excluido del uno porciento en este país representan una amenaza igual a la de los habitantes de Kabul en Afganistán.

No nos engañemos: la globalización ha logrado incluso "democratizar" el sufrimiento.

domingo, 17 de agosto de 2014

África y el Árbol de la Palabra


… ese será siempre mi punto de referencia, mi centro del mundo. Viva donde viva, viaje donde viaje, mi cordón umbilical, enterrado a la sombra del viejo baobab, me unirá con la tierra de mis ancestros y con las tradiciones y enseñanzas que de ellos recibí.
Boni

Mucho antes de las polis griegas existió en Camerún una civilización que, alrededor de un baobab, estableció una suerte de núcleo político, cultural y ciudadano donde el respeto a la palabra se constituyó como principio sacrosanto de la cívica, para no mencionar el tan prostituido término democracia. Quiere esto decir que el espíritu cívico no es, de ninguna manera, patrimonio de Occidente y mucho menos originario de nuestra cultura. ¿Por qué un árbol como centro y fundamento de la manifestación más genuina de distinción del ser humano? La respuesta lleva consigo la esencia de lo que la sabiduría, esa gran palabra tan empobrecida, aspiraba a significar en tanto génesis de nuestra existencia. De manera que cuando la palabra y su decoro, más allá de su significado, fue arrancada del árbol (es decir, la tierra) comenzó inexorablemente el proceso de real decadencia de nuestra especie. Fue, a partir de ahí, que el antropocentrismo se enraizó en nuestras vísceras para terminar, como heces, en nuestro cerebro.

viernes, 15 de agosto de 2014

Cassandra Wilson: Redbone



Esta mujer, Cassandra Wilson, tan merecedora...

sábado, 2 de agosto de 2014

Earth Crisis



No hay duda alguna acerca de la convulsión en la que se encuentra inmerso el mundo actual: genocidio, crímenes de guerra, Imperialismo decadente, Neocolonialismo, Capitalismo financiero - corporativo - totalitario y represivo, falso Socialismo del Siglo XXI; crisis ecológica, económica y social además de un sinfín de malestares sistémicos. Sin embargo, el mayor de los problemas que está afrontando la humanidad es su bancarrota ética. El individualismo, como paradigma del éxito, ha logrado desarticular - en gran medida - la solidaridad natural del ser y, peor aún, está diluyendo la esencia de la espiritualidad en la morada del artificio.

viernes, 1 de agosto de 2014

Shlomo Sand: "Israel es la sociedad más racista del mundo occidental"



Dignidad es la palabra adecuada para caracterizar la actitud y las palabras de Shlomo Sand, historiador y profesor emérito de la Universidad de Tel Aviv. Entrevistado por el Diario Público.es, este intelectual israelí se explaya de manera contundente y concisa acerca de, cómo él nos recuerda, el conflicto más largo de la historia contemporánea. Respuestas dignas y valientes para contestar preguntas inteligentes y rigurosas. El profesor Sand, desde Tel Aviv,  le recuerda al mundo las verdades incómodas que hoy, ante el chantaje, las presiones y las amenazas se constituyen en verdades casi subversivas. Si algo viene demostrando la maquinaria sionista con sus continuas guerras y su impunidad, es la capacidad trituradora que emana de su vientre ideológico. El genocidio perpetrado por el Estado de Israel en Gaza, ha permitido que la mentira existencial que como norma se ha establecido aflore de manera elocuente. Ante esta barbarie no caben las indefiniciones y mucho menos la bochornosa pretensión de imparcialidad maniquea. Imparcialidad que, entre subterfugios alambicados, nos viene a confirmar  la complicidad y la obediencia de esa pasarela de intelectuales domesticados por la usura. Sin embargo, he aquí a Shlomo Sand, que dice en alta voz, desde las entrañas de la hiena, que Israel le ha negado a los palestinos "su existencia como nación y su derecho a crear una entidad política". Hombre que tiene la osadía de decir, sin cortapisa, que "el problema radica una vez más en el carácter etnocéntrico del Estado judío". Oportuna entrevista que nos devuelve la esperanza, aunque no la fe.

Entrevista completa, aquí: http://www.publico.es/internacional/536829/el-origen-de-israel-es-como-el-del-nino-que-nace-de-una-violación.