lunes, 28 de octubre de 2013

The Master


Esto es una pared, no es más que una pared... otra vez la misma maldita pared.

La conversación final entre "el amo" y Freddie, en Inglaterra, es una suerte de epílogo que me ahorra cualesquier disquisición: "[...] No necesitamos fotos, Freddie. Esto es algo que, o lo haces por un billón de años, o no lo haces". No es por moda, sentencia el Master. Para más adelante, rematar: "¿Libertad y ausencia de tiranía para ti? Freddie… marinero de los mares. No pagas alquiler. Eres libre para ir adonde quieras. Pues, vete. Alcanza esa libertad sin tierra y buena suerte. Pues, si descubres una forma de vivir sin servir a ningún amo, sea cual fuere, cuéntanos a los demás cómo lo lograste. Pues serías el primero en la historia del mundo". ¿A qué más? The Master (2012), un filme duro y sobre todo muy cruel que logra sacudir la razón ahí... donde la intríngulis es revelada.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Netanyahu y sus ¿órdenes?


Sólo bastó una conversación telefónica entre los presidentes de EE.UU. e Irán para que el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, abordara un avión en Tel Aviv y aterrizara en Washington. El jefe del estado sionista llegó socorrido y trémulo, dispuesto  -a través de firmes advertencias- a  sabotear cualquier intento de distensión  relacionado con la política estadounidense respecto a Irán. Be careful! Parece advertir el titiritero (en la foto) a un Obama que no atina a nada en su segundo mandato. El Presidente de los EE.UU. ha dicho recientemente que ¨los republicanos han convertido la economía del país en un rehén de sus intereses ideológicos¨. Sin embargo, todo apunta objetivamente a que la política exterior estadounidense para el Oriente Medio es también rehén del lobby sionista de Israel. De manera que asistimos hoy en día al secuestro de un presidente que es víctima de sus mentiras, sus ataduras y sus propias debilidades.