jueves, 20 de junio de 2013

Atontamiento made in USA



El proceso de idiotización de las masas a través de la tecnología ha sido, aunque lento, feroz y global. Aún así, existen países donde gran parte de sus habitantes siguen siendo sujetos sociales, es decir, ciudadanos. Ahí están los casos más recientes de Turquía y Brasil, donde una variopinta multitud se ha volcado a las calles para reclamar sus derechos de manera espontánea y contundente.  Hay que señalar que esta espontaneidad de exigencias ha sido, en gran medida, gestionada mediante el uso de este tipo de artefacto tecnológico, como son los smartphones. Sin embargo, en el caso particular de EE.UU. es el atontamiento la norma dentro de una población que no es capaz tan siquiera de inmutarse ante el creciente y despiadado militarismo, la precariedad diplomática y la hostilidad de parte de su gobierno para con el mundo y su propio pueblo. Pero es que la parálisis social estadounidense está tan profundamente arraigada, que la gente ya no sólo ha perdido la esfera pública sino que, como ha quedado evidenciado, está perdiendo hasta la esfera privada. El gobierno  de EE.UU. vigila bajo la excusa de la seguridad a la gran mayoría de sus habitantes. Este proceso de vigilancia ya no se limita a las cámaras ubicadas en las calles, sino que ahora nos espían en la más sacrosanta intimidad de nuestros hogares, a través de las redes sociales, los correos electrónicos y las llamadas telefónicas. El individualismo creado y estimulado mediante la ideología neoliberal ha logrado inocular una abstinencia muy peligrosa a través de los objetos tecnológicos de entretenimiento, concebidos vagamente como necesarios. Hoy en día la sociedad estadounidense  está profundamente aturdida y gravemente enferma, lo que constituye un muy peligroso triunfo para un gobierno manejado y secuestrado por los poderes fácticos; poderes que cada vez más dan señales de llevarnos a un neofascismo de consecuencias impredecibles.

viernes, 14 de junio de 2013

Elogio de la saliva


Yo salivo
Tú salivas
El saliva
Ella saliva
Ellos salivan
Ustedes salivan
Nosotros salivamos
Entonces la paz.

Imagen: Otra obra de Neith Nevelson

jueves, 13 de junio de 2013

¿Estar?



Se asoma la tarde tan calma y parece todo tan cierto que entonces me asalta la duda: ¿es este goce sanguíneo, de nervios? Diez segundos de felicidad transcurren con la intensidad necesaria para recordarme que yo morí aquella tarde... hace veintidós años atrás.

Imagen: Una obra de Neith Nevelson.

martes, 11 de junio de 2013

Tres




Ya son tres con nombre y apellido. Tres... Porque es muy burdo el engaño y porque son demasiados los engañados. Son tres los perseguidos globales. Y no son precisamente tres "terroristas"; todo lo contrario, la maquinaria les quiere triturar por denunciar crímenes y terrorismo de Estado. Ellos tres son: Julian Assange, Bradley Manning y Edward Snowden. Hay cacería de brujas en el ambiente. Mientras tanto, se juega la final del baloncesto en el vientre del cazador. El espectáculo lo soluciona todo.