miércoles, 28 de marzo de 2012

La Cruz


Mi Cruz llegó de Etiopía, tan lejos de Roma;
llegó descalza y sin móvil...
también sin máscaras.
Mi Cruz es telúrica y ebria; 
llegó desnuda y sin poses...
a la intemperie.
Mi Cruz es mi amuleto, no mi flagelo;
llegó virgen y de frente...
no de espaldas.
Mi Cruz nació en África, tan lejos de la Inquisición;
llegó al Caribe esclava pero tan digna...
tan viril.

viernes, 23 de marzo de 2012

Los muertos



Los seres humanos que fueron asesinados por el sargento estadounidense Robert Bales en Afganistán (nueve niños entre ellos), tenían nombres. A pesar de no ser occidentales no eran anónimos; sus vidas estaban inscritas en algún lugar del mundo de donde fueron arrancadas.
  • Mohamed Dawud, hijo de Abdullah.
  • Judaidad, hijo de Mohamed Yuma.
  • Nasar Mohamed
  • Payendo
  • Robina
  • Shatarina, hija de Sultan Mohamed
  • Zahra, hija de Abdul Hamid
  • Nazia, hija de Dost Mohamed
  • Masuma, hija de Mohamed Wazir
  • Farida, hija de Mohamed Wazir
  • Palwasha, hija de Mohamed Wazir
  • Nabia, hija de Mohamed Wazir
  • Ismatullah, hija de Mohamed Wazir
  • Faizullah, hijo de Mohamed Wazir
  • Isa Mohamed, hijo de Mohamed Husain
  • Ajtar Mohamed, hijo de Murrad Ali

miércoles, 21 de marzo de 2012

Trayvon Martin


A Trayvon Martin lo asesinaron una noche de lluvia incierta. Su cadáver quedó tendido sobre el asfalto mojado e incierto. Su alma, inocente, ascendió las húmedas e inciertas escaleras al cielo. Y allí, desde el nublado cielo incierto, sonríe inmaculado. Su asesino, esa pobre víctima grasienta y de subsuelo,  aún transita incierto y deshabitado de espíritu. Detrás, y, a escondidas, el victimario: nuestra sociedad incierta. Sociedad nublada, cercada, "iluminada" y amparada por leyes irracionales. Al final de todo la desdicha humana. Trayvon Martin se fue ¿in-cierto? No está más.

martes, 20 de marzo de 2012

Rick Scott y el fascismo "light"


Hace ya un tiempo vengo enfatizando el tránsito paulatino y sutil que está padeciendo la sociedad y el gobierno de Estados Unidos, que va desde la democracia representativa al fascismo. Desde la llamada Ley Patriótica (la retórica implícita en el nombre despeja cualquier duda), pasando por el auge solapado y tenebroso del Tea Party, hasta la ambigua y timorata conducta de los supuestos liberales lo cierto es que la realidad que se nos dibuja toma cada vez un aspecto más tóxico y alarmante. El uso de la fuerza brutal y arbitraria de parte de la policía, para amedrentar y reprimir cualquier manifestación en contra del establishment, es otro de los síntomas que reflejan el malestar endémico que aqueja a este país. Otro ejemplo en sintonía con lo anterior: ayer lunes, y después de su horario laboral regular, el Gobernador de la Florida, Rick Scott, firmó una controversial ley que obligaría a los trabajadores del sector estatal y a las personas de bajos recursos que aplican para ayuda (welfare), someterse a exámenes de drogas sin aviso previo o al azar.  Esta tiránica ley es una muestra de hasta donde es capaz de llegar, en términos de violación de los derechos civiles e individuales, el poder político sustentado en una mezcla de poder financiero y retórica religiosa. Porque no debemos perder de vista cuáles fueron las bases populares e ideológicas que alimentaron la campaña política que llevó a Rick Scott a Tallahassee. Se hace también muy pertinente aludir la arista económica, para entender la relación subyacente de esta ley con su naturaleza fascista: el gobernador de la Florida y firmante de la ley, está vinculado, en términos económicos y financieros, con el sector privado de la salud; de manera que no cuesta mucho trabajo sacar conclusiones acerca de los beneficios monetarios que esta ley le podría traer al inquisidor que nos gobierna en el Estado.

martes, 6 de marzo de 2012

“Estados Unidos siempre le cubrirá las espaldas a Israel”...


... ha sentenciado ayer un incondicional presidente Obama en su encuentro con Netanyahu. El Primer Ministro israelí, por su parte, declaraba ufano que "Para ellos (los líderes iraníes), ustedes son el gran Satán y nosotros, el pequeño Satán. Para ellos, ustedes son nosotros y nosotros somos ustedes. Y, al menos en este punto, creo que tienen razón: nosotros somos ustedes y ustedes son nosotros. Estamos juntos". Esta nefasta y anunciada simbiosis  parece decidida a consumar lo que constituye una escalada de guerra que pondría al mundo ante un peligro aún mayor. Resulta harto difícil aceptar, más  allá de comprender, cómo el pequeño Estado judío ha logrado manipular y subordinar -a tal punto- al gigante norteamericano. Mientras tanto, el pueblo estadounidense continúa hibernando ante su descalabro. El siglo XXI está siendo testigo de hasta dónde es capaz de llegar, en términos malévolos, la irracionalidad de una religión  convenientemente asociada a una raza. Israel, "el elegido de Dios", parece empeñado en ser el autor intelectual de la mayor catástrofe de este siglo.

lunes, 5 de marzo de 2012

Oliver Mtukudzi

A Oliver Mtukudzi lo parieron algún día en Zimbabue, y, gracias a ese parto, hoy algunos noctámbulos existenciales podemos saciar nuestra sed (también existencial) en esas horas donde el capricho se fusiona, existencialmente, con su antítesis: la finitud. Música de Dioses, así, con mayúscula.