domingo, 15 de octubre de 2017

Baaba Maal: Jamma Jenngi



No hay aquí pretensión alguna de deificar a Baaba Maal; se trata, más bien, de una obstinada y muy íntima búsqueda: Es hallar la posibilidad de extasiar el ocio, más allá de la férrea voluntad que nos trata, todo el tiempo, de imponer la razón.  A modo de confesión, puedo atestiguar que algo divino aparece cuando, desde una aparente serenidad, se deja escuchar la música del senegalés.

domingo, 1 de octubre de 2017

Despojo antropológico


El éxito del neoliberalismo, entendido éste como la revolución ideológica reaccionaria que logra aglutinar y exacerbar las miserias humanas, consiste, fundamentalmente, en haber logrado -de manera fulminante- desangustiar al ser. Un ser humano sin angustia es incapaz de tan siquiera sentir la necesidad de devenir sujeto social; el ser desangustiado divaga o deambula en una esfera pública que no le pertenece y que apenas observa. ¿Cómo devolver la angustia a lo humano? Primeramente habría que desmontar el andamiaje tecnológico asociado al estallido alevoso de luces artificiales y a las necesidades superfluas que reducen el razonamiento a un entramado donde el consumo voraz es el principio, el medio y el fin de lo que llamamos vida. ¿Cómo amar, odiar y crear sin angustia? La virtualización como centralidad de la cotidianidad nos despoja de las esencias necesarias para ser capaces de sublimar el tiempo. El individuo, hoy asfixiado en su egocentrismo e inmerso en la más profunda soledad, transita de manera festinada a su monte Calvario, desprovisto de toda posibilidad de perpetuar la ilusión o la fantasía asociada a la vida. El galopante narcisismo, estimulado de manera sofosticada por la parte más banal de la tecnología, ha contribuido exitosamente a profundizar la falta de empatía y la desidia, así como a la desnaturalización voraz del homo sapiens. El sendero global del artificio es sólido y atractivo, y por él nos desplazamos uniformados y rehenes de un vacío existencial que nos sitúa cada vez más lejos de la quimérica libertad.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Orfandad

A Patricia, millennial honorable 

Va y viene, viene y va
pero no sabe a dónde.
Se sienta y come sin mirar las velas.
Otra vez viene, otra vez va...
con su desangustia a cuesta.
Dos semanas sin noticias de ella.
Ayer supe, al azar, que su libido, toda,
anda (febril) detrás del IPhone X.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Contagio


El cactus que habita la esquina,
a la izquierda de la luz,
ha decidido, muy lentamente,
transmutarse en lienzo.

Imagen: Una obra de Neith Nevelson