martes, 15 de agosto de 2017

Gloria a Slava


Una ausencia de libertad cómoda, suave, razonable y democrática, señal del progreso técnico, prevalece en la sociedad industrial avanzada. ¿Qué podría ser, en realidad, más racional que la supresión de la personalidad en el proceso de mecanización?
H Marcuse

La metáfora psicosocial planteada y, representada, a través del payaso Slava, adquiere hoy en día su máximo esplendor. Nunca antes en la historia de la humanidad hubo un rebaño tan uniforme y aislado en cuanto a las esencias. Llama poderosamente la atención, el nivel de sofisticación alcanzado y las sutiles maneras de masificar y globalizar el albedrío de ese tropel anhelante, deseoso de estar en la primera fila del espectáculo para, una vez allí, convertirse en el hazmereir consagrado del supuesto divertimento. Al igual que el inteligente payaso ruso, pero de manera perversa y mecanizada, los pastores del neoliberalismo han logrado sacarle la risa y el aplauso a los ingenuos espectadores de un show creador de ilusiones y fantasías masivas.

lunes, 14 de agosto de 2017

Reticencias


Me disgusta mucho Goldman Sachs
Y también las judías verdes...

martes, 8 de agosto de 2017

De la quietud, otra vez




... puede que quede una constelación simple y quieta (siempre ya muerta, siempre punctum)

Quedaron quietas las velas,
también el vino y hasta el humo de la ganja.
Sólo el compás de una lejana música se mueve,
muy lentamente,
en busca de de esos cuerpos
que, de momento, parecían nuestros.

lunes, 31 de julio de 2017

Ecocidio precoz


Adolescencia y masturbación
Oh, fría y abundante ducha
Eyaculación feroz
Un pesar de derroche lo abarca todo.

viernes, 21 de julio de 2017

La "dimisión" de Sean Spicer y el Centro Ana Frank


Hoy la prensa corporativa nos "informa" sobre la "renuncia" del vocero de La Casa Blanca, Sean Spicer.  En lo relacionado con este tema, son varias las causas o razones que se aducen por parte de la mainstream media. Se habla acerca de las "diferencias" y "desavenencias" de Spicer con el presidente Trump, así como de la oposición del ex vocero a la entrada de un director de comunicaciones. Sin embargo, hay un asunto que se está omitiendo, tocando con superficialidad o relegando convenientemente: el duro comunicado emitido por el Centro Ana Frank exigiendo la renuncia del portavoz de La Casa Blanca, a raíz de un comentario que hiciera Spicer, donde trataba de justificar el bombardeo unilateral llevado a cabo por EE.UU a una base militar siria. Recordemos que esta acción fue en "represalia" por un supuesto ataque con armas químicas contra civiles sirios, por parte del ejército de al-Assad. Es muy pertinente también recordar, que hasta el día de hoy, no se ha presentado ni una sola prueba que confirme esa acusación. En aquel entonces, Sean Spicer dijo: "Ni Hitler se rebajó a usar armas químicas". Después de esto, la avalancha no se hizo esperar. El poderosísimo lobby judío encendió las alarmas y el Centro Ana Frank, con sede en Nueva York, sentenció: “En la Pascua no menos, Sean Spicer ha participado en la negación del Holocausto, la forma más ofensiva de noticias falsas imaginables, negando que Hitler usó gas contra millones de judíos hasta la muerte Sean Spicer ahora carece de integridad para servir como secretario de prensa de la Casa Blanca y el Presidente Trump debe despedirlo de inmediato”. A partir de aquí, ya era muy obvio que los días de Sean Spicer como portavoz de La Casa Blanca estaban contados. Sean Spicer cruzó la única línea roja que no debe ser jamás cruzada, entonces la hoguera de las eternas y solventes víctimas lo convirtió en cenizas.